Un periodista y empresario tarijeño es designado vicepresidente de YPFB Refinación

Miguel Lazcano / LA RAZÓN - Amilcar Jesús Taboada, periodista y dueño de un medio de comunicación en Tarija, fue designado como vicepresidente del Directorio de YPFB Refinación, empresa subsidiaria de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB Corporación).


Según documentos y una investigación del portal financiero www.newstime.bo, Taboada tiene contratos con la petrolera estatal, es decir, maneja la imagen de YPFB en su medio de prensa, mientras forma parte del Directorio de una de sus subsidiarias.

“Algunas fuentes de Tarija que pidieron mantener en reserva sus nombres indicaron que Taboada pertenece al grupo de (Víctor Hugo) Zamora, (actual ministro de Hidrocaburos), y que son del mismo equipo del Negro Montes (ex-alcalde de Tarija)”, señala el portal financiero.

El ministro Zamora, que ahora también ocupa el cargo de Presidente del Directorio de YPFB Corporación, deslindó en reiteradas oportunidades tener cualquier tipo de vinculación con hechos de corrupción denunciados en la petrolera estatal.

En un memorial enviado el 14 de junio al fiscal de materia Alexis Vilela Dorado, el expresidente de YPFB Herland Soliz señala que tras su posesión, el 17 de diciembre de 2019, encontró que en la petrolera estatal había dos gerentes inamovibles que eran personal de confianza del actual Ministro de Hidrocarburos. También revela que la presidenta Jeanine Áñez tenía conocimiento de esta situación, pero no la objetaba.

Según el exejecutivo de la petrolera estatal, Áñez presuntamente pidió “flexibilidad” para que no se remuevan estas dos gerencias porque de por medio había un acuerdo político con la agrupación ciudadana Unidos para Renovar (Unir) de Tarija, de la que Zamora es su presidente. Unir apoyó en las elecciones generales del 20 de octubre a la alianza opositora Bolivia Dice No (21F), cuyo candidato a la presidencia era Óscar Ortiz Antelo.

Soliz señala en el memorial que una de sus primeras medidas fue el de coordinar las designaciones con el ministro Zamora, quien, sin embargo, le había indicado que la decisión de que la Gerencia de Contrataciones Corporativa y la General Legal Corporativa “estén bajo su responsabilidad” era de la presidenta Áñez.

Este hecho —según Soliz— provocó un impasse con el Ministro de Hidrocarburos, por lo que sostuvieron una reunión en Palacio de Gobierno con la Presidenta.