Empresa Total E&P culmina perforación sin éxito del pozo exploratorio Ñancahuazú X1

Fernando Rojas Moreno / EL DEBER - Una mala noticia para el país. La operadora Total E&P Bolivia finalizó las actividades de perforación sin éxito del pozo exploratorio Ñancahuazú X1 (NCZ-X1). En un comunicado describe que el pozo alcanzó una profundidad total de 5.830 metros sin que se encontraran las arenas del reservorio, detallando que la estatal petrolera YPFB fue notificada formalmente con el cumplimiento de las obligaciones contractuales y la finalización del programa de perforación.


Total ejecutó todos los trabajos y actividades comprometidas en virtud del contrato de servicio del bloque exploratorio y de acuerdo con la normativa boliviana. Estos incluyeron estudios geológicos y geofísicos, una adquisición magneto-telúrica y obras civiles de camino y planchada.

La operadora Total E&P, sucursal Bolivia, aclara que suscribió en 2014 con YPFB un contrato de servicios petroleros para la exploración y explotación de áreas reservadas a favor de YPFB-Bloque Azero, con una participación del 50% en calidad de operador del bloque.

También cumplió todos los compromisos con respecto a la compensación socioambiental para las comunidades indígenas y contribuyó con una inversión social voluntaria en beneficio de las comunidades locales.

El pozo Ñancahuzú-X1 está ubicado en el municipio de Lagunillas de la provincia Cordillera de Santa Cruz. En 2019, las autoridades del sector hidrocarburos estimaron un potencial de 10 trillones de pies cúbicos (TCF) e inversión de $us 73 millones en la perforación.

Prosigue trabajo exploratorio

La estatal YPFB explica que la perforación del pozo Ñancahuazú-X1 (NCZ-X1) en el bloque Azero, es de carácter exploratorio y forma parte del contrato firmado entre YPFB y Total E&P Bolivia, conjuntamente con Gazprom, en junio de 2014.

El pozo alcanzó los 5.830 metros de profundidad. “Si bien en este punto no se pudo encontrar arenas del reservorio, constituye un trabajo de valía por cuanto brinda información importante, desde el punto de vista geológico, para orientar el plan de exploración en esta área”, aseveró el presidente ejecutivo de YPFB, Wilson Zelaya.

Los estudios de la geología Azero, la perforación del pozo exploratorio y la inversión total del proyecto estuvieron a cargo de las empresas operadoras.

Acorde al plan de inversiones y de exploración, YPFB continúa realizando estudios y la evaluación de otros proyectos de búsqueda de hidrocarburos y de perforación en esta y otras áreas, a fin de incrementar las reservas hidrocarburíferas del país. Tal es el caso de los pozos Boicobo Sur X1, Sararenda X3D, San Miguel X2 ST, entre otros.

Mirada de expertos

Para el ex presidente de la Cámara Boliviana de Hidrocarburos y Energía (CBHE), Carlos Delius, es una mala noticia para el país. Cree que el modelo e interpretación geológica en Bolivia debe ser revisado a la luz de los últimos fracasos.

“Hoy después de los pozos secos de gran profundidad, añadimos un factor más de riesgo. Esto complica el futuro exploratorio hidrocarburífero en Bolivia”, anotó Delius, al anotar que Total es una empresa con alta capacidad técnica.

A juzgar por el experto en hidrocarburos, Bernardo Prado, el anuncio de Total es una mala noticia porque Bolivia dependía de tres pozos (SipotindiX1, Boicobo Sur X1 y Ñancahuazú X1) para dejar un panaroma más claro en su futuro como país productor y exportador de gas.

“Al declararse Ñancahuazú X1 negativo el panorama es complicado porque no se está encontrando yacimientos y tampoco se está invirtiendo en la magnitud necesaria para encarar una campaña agresiva de exploración para reponer e incrementar reservas hidrocarburíferas del país”, puntualizó Prado.