YPFB: Expresidente revela que al asumir el cargo ya había siete gerentes posesionados por el ministro

Carla Paz Vargas / EL DEBER - El expresidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Herland Soliz, afirmó que cuando asumió el cargo ya había siete gerentes principales y directivos posesionados por el ministro de Hidrocarburos, Vícto Hugo Zamora, lo que ocasionó su reclamo a la autoridad mencionada.


"¿Cómo puede trabajar un presidente si no tiene confianza en sus gerentes principales. Entonces, al primer mes que ingresé tuve una disputa grande con el ministro de Hidrocarburos. Le dije que no podía ser, pero él me contestó que no podía moverlos porque tenía todo el respaldo de la presidenta", afirmó Soliz.

Explicó que los citaron a ambos al Palacio, expuso la situación, y la presidenta Jeanine Áñez le dijo que "se calme" y prácticamente le aceptó al ministro estos siete cargos. Asegura que se trataba de las gerencias General, de Talento Humano, Contrataciones, Comunicación, entre otras y que solo tenía a su cargo las jefaturas operativas. "Para no hacer líos, asumí el acuerdo político", reconoció Soliz.

Consultado al respecto, el ministro del sector, Víctor Hugo Zamora, negó las acusaciones a tiempo de afirmar que no designaba ningún funcionario de YPFB, porque es una empresa autárquica que tiene procedimientos propios de administración de sus recursos tanto económicos como humanos, por lo que la responsabilidad de las decisiones sobre la administración de esos recursos recae sobre la máxima autoridad ejecutiva de esa institución; es decir, el presidente de YPFB.

Sin embargo, ahora cuando hay una investigación en contra de Soliz por supuesta corrupción en la contratación de seguros para YPFB, Soliz señala que durante toda la cuarentena él estaba en Santa Cruz y desde ahí trabajó para la petrolera, que no podía viajar a La Paz, pero los siete gerentes se reunían con el ministro y por ello, los acusó de hacer la resolución que le permitía hacer compras por emergencia.

El ex titular de YPFB indica que se cometieron varios errores y que ahora dos exgerentes, que eran parte del grupo de los siete, están detenidas y lo apuntan a él como culpable de supuesto daño al Estado. "Es falso, porque no hubo contrato, se continuó con el anterior y yo viajé muy poco a La Paz", explicó.

Asimismo, observa que al no existir daño económico al Estado, ahora la Fiscalía indica que la resolución no estaba bien hecha, pero él tenía que confiar a la fuerza en su gerente legal y de contrataciones, aunque no los hubiera posesionado en el cargo. "No lo acuso al ministro ni a la presidenta, pero esa es la verdad. No hay corrupción, no hay contratos irregulares", afirmó.

Soliz también cuestionó que se hiciera público un memorial que presentó al Ministerio Público relatando todos los hechos y que se hiciera público, cuando solo se divulgan las audiencias, no los documentos de un proceso. "No es una denuncia, no acuso a nadie, solo cuento cómo sucedieron los hechos", insistió.