Transporte pesado revela que hay una cadena de intermediación que dificulta la logística de YPFB

Angela Patricia Calderon Garcia - El presidente de la Cámara de Transporte del Oriente, Róger Rivero, se pronunció sobre las colas en los surtidores por el desabastecimiento de combustible. Se atribuye la escasez de combustible a desajustes de la administración del anterior gobierno y el actual.


"Existen empresas proveedoras que trabajan y tienen contrato con YPFB que son las que traen directamente el combustible desde Argentina, pero de ahí para acá se vienen un montón de intermediaciones que lo vuelven muy caro", señaló Rivero.

Por otro lado, explicó que siguen las mismas empresas del anterior Gobierno y le parece que es una manipulación de esas firmas, que buscan que el Gobierno actual fracase. "Es una suposición, porque siguen las mismas empresas trabajando con el actual Gobierno".

"Son 60 las empresas que transportan el combustible, tanto gasolina como diésel de Argentina. Esas empresas están semiparalizadas porque este Gobierno ha cambiado a algunos actores de intermediación, entonces hay firmas que aparecen de la noche a la mañana, siendo que se han adjudicado contratos de YPFB, sin tener un solo camión para seguir en el mismo vicio de la intermediación y cobrar comisiones grandes al transportista y el caso más grave es que YPFB les paga y ellos no le pagan a los subcontratados", reveló Rivero.

"Hay una cadena de intermediación que hace que el transporte sea ineficiente para cumplir con YPFB. Nosotros hemos enviado sendas cartas al ministro de Hidrocarburos, al presidente de YPFB y el vicepresidente, que radica en Santa Cruz, y hasta la fecha no nos han respondido", acotó.

Rivero pidió a las autoridades que les hablen con la verdad. "Si YPFB no tiene dinero para comprar, entonces que fíen y saquen créditos porque proveedores hay hartísimos en el mundo para traer combustible".

Por otro lado, recordó que el transporte pesado tiene un negocio muy vulnerable a los paros, los bloqueos y la falta de diésel.  "Acabamos de salir de un paro de 12 días de los masistas y ahora vamos a entrar a uno por falta de diésel, no podemos trabajar continuamente porque estamos tropezando con ese tipo de problemas", finalizó Rivero.