Gas: apertura de mercado brasileño puede ser una amenaza para Bolivia

La apertura del mercado del gas en Brasil, a partir de la pérdida del monopolio de Petrobras, puede representar una amenaza para las exportaciones bolivianas si el país no logra adaptarse a las nuevas condiciones y reglas del mercado que exigen acuerdos flexibles.


El análisis corresponde al especialista en hidrocarburos Mauricio Medinacelli, quien participó del webinar “Apertura del mercado brasilero” que fue organizado por la Cámara Boliviana de Hidrocarburos y Energía (CBHE) el pasado jueves.

Medinacelli dijo que el ingreso de nuevos actores privados al mercado del gas en Brasil es una amenaza si Bolivia se queda de brazos cruzados y no busca la resiliencia, es decir, la capacidad de adaptarse a las nuevas condiciones del negocio. Si lo hace, entonces la apertura de dicho mercado se convierte en una oportunidad para Bolivia.

El analista explicó que adaptarse a las nuevas condiciones del mercado involucra alcanzar contratos flexibles, ya sea con Petrobras o con el sector privado. Precisó que es necesario entender las reglas del mercado, asumir que existe una fuerte competencia y que los precios y volúmenes deben ser flexibles.

“Tenemos que aceptar el mercado. No podemos como bolivianos decir ‘no existe el GNL’, ‘no existe la competencia’; el mercado tiene sus propias reglas. Ya pasaron esas épocas donde se firmaban esos acuerdos entre presidentes, ahora tenemos como bolivianos que lidiar con el mercado y el mercado tiene sus propias reglas y el sector privado tiene sus propias reglas y tenemos que entenderlas y aceptarlas”, dijo.

En el mismo evento, Edmar de Almeida, profesor del Instituto de Economía - UFRJ, enumeró algunos desafíos que tiene Bolivia como proveedor de gas en Brasil. Dijo que la liberalización de ese mercado implica un aumento del número de clientes para Bolivia, de modo que deberá desarrollar una estrategia de marketing o ser capaz de asumir riesgos comerciales.

Almeida mencionó también que los compradores exigirán mayor flexibilización de oferta y que Bolivia tendrá competencia de otros proveedores de gas natural y de GNL.

Sin embargo, subrayó que el gas boliviano tiene la ventaja de llegar primero a los consumidores, además de tener el potencial de brindar flexibilidades de suministro.

Por otro lado, Medinacelli destacó el acuerdo comercial entre Bolivia y Brasil plasmado en la venta de gas desde hace 20 años. Dijo que gracias a este proyecto Bolivia pasó de la categoría de países de ingresos bajos a la categoría de ingresos medios. “Es decir, Bolivia sale en algún sentido de los países más pobres”, manifestó el analista.

INGRESOS LLEGAN A $US 1.238 MILLONES

Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), hasta el mes de julio de 2020 los ingresos por exportaciones de gas natural a los mercados de Brasil y Argentina llegaron a 1.237,9 millones de dólares, monto que representa una reducción del 17 por ciento en relación a los ingresos obtenidos en similar periodo de 2019.

El valor de las exportaciones de gas durante los primeros siete meses de 2019 llegó a 1.491,7 millones de dólares.

El términos de volumen, los envíos a partir de la sequinda quincena de agosto tienen un promedio de 14 millones de metros cúbicos día (MMm3d). En julio llegaron a 20 MMm3d.