Gas: interés de nuevos clientes en Brasil promoverá la exploración

Josué Hinojosa / LOS TIEMPOS - La autorización del Ministerio de Minas y Energía de Brasil a dos empresas de ese país para importar hasta 2,7 millones de metros cúbicos día (MMm3d) de gas natural boliviano permitirá promover el desarrollo de áreas que actualmente en exploración. El interés de estos posibles clientes es considerado como una importante oportunidad para el sector hidrocarburos de Bolivia, señalan analistas.

La ANH fiscalizará la producción de la oficina matriz

Hugo del Granado Cosío - A través del Decreto Supremo 2830  que reglamenta la Ley 767 de diciembre de 2015 de incentivos a la producción de hidrocarburos, se determinó que sea la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) la que fiscalice, supervise, certifique la producción, apruebe los planes de desarrollo y operación de los campos, calcule el monto del incentivo y gestione la solicitud de los fondos respectivos para los campos operados por la Oficina Matriz de YPFB.

Las crisis petroleras se parecen

HUGO DEL GRANADO COSIO - La crisis petrolera que atraviesa el sector hidrocarburos y particularmente YPFB no es la primera, aunque lo que interesa es que sea la última. Vale la pena recordar lo sucedido en los años 70, en el gobierno del Gral. Banzer cuando las causas de la crisis fueron muy similares a las que actualmente tiene el sector.

Hidrocarburos: mejorar producción de campos maduros aliviaría crisis, según expertos

El sector petrolero en Bolivia pasa por una de las crisis más profundas de su historia, afirman algunos especialistas. Y es que las reservas menguantes, la baja producción y la creciente importación de diésel, entre otras señales, revelan la precariedad por la que atraviesa en la actualidad el sostén económico del país.

YPFB en su mala hora (Editorial)

EDITORIAL / EL DEBER - YPFB estuvo llamada a ser la joya de la corona de las empresas estatales del país, pero su manejo político durante los últimos 14 años terminó haciendo de la estatal un ente más parecido a un codiciado botín que hoy tiene su producción y sus ingresos en caída, al extremo que al ritmo actual Bolivia estaría en la paradójica necesidad de importar gas natural en nueve años para satisfacer la demanda interna.